Tarde dulce de viernes.

It’s Friday, I’m in love y había que saborear la tarde, ¿y qué mejor que aventurarse con unos ricos -y tan de moda- cup cakes? Los que me conocen saben que me encanta comer, pero que lo de cocinar no lo llevo nada bien, por lo que estaba claro que lanzarme a esto de la repostería -tan sólo sé hacer bizcochos- requería el apoyo de manos y paciencia más experimentadas: las de mi tía. Así que me he plantado en su casa armada con mantequilla, un par de limones, queso de untar y algún que otro ingrediente más y nos hemos puesto manos a la obra. Os dejo la receta, un par de consejos muy útiles que ella me ha dado y algunas fotos que he hecho (estoy inmersa en el curso de fotografía básica de Álvaro Sanz y tengo una incontrolable necesidad de fotografiarlo TODO). 

Cup Cakes

Ingredientes para las magdalenas (para 12 personas, aunque a nosotras nos han salido 18): 125g de mantequilla / 175g de azúcar glas / 2 huevos (se aconseja tenerlos un ratito a temperatura ambiente antes de añadirlos) / 150g de harina / 2 cucharadas de yogur griego natural (grandes) / 2 cucharadas de leche (también grandes) / 2 cucharaditas de levadura (rasas)

Ingredientes para la crema250g de queso de untar (creemos que es mejor usar 200g, no ha quedado lo suficientemente espesa… ¡aunque deliciosa sí!) / 400g de azúcar glas / 120g de mantequilla / 1 limón

Cup CakesEs importante que sigáis al pie de la letra la receta, tanto las cantidades como la preparación. Para comenzar, hay que precalentar el horno a 170º. A continuación, dispón 12 (18, más bien) cápsulas de papel en un molde (no pasa nada si no tenéis molde para cup cakes, ya que podéis ponerlo directamente en la bandeja del horno). Batir el azúcar con la mantequilla, que habréis sacado anteriormente del frigorífico para que esté blanda, durante 3 minutos exactos. Por otro lado, mezcla dos cucharadas grandes del yogur griego con los dos huevos y añádelo al azúcar y la mantequilla, batiendo poco a poco. Incorporar el azúcar (tamizado), la harina y la levadura. Batir hasta obtener una masa lisa. Añadir la leche (para respostería, es recomendable que sea entera) y remover. Repartir la masa en las cápsulas (si tenéis una cuchara de las de hacer bolas de helado, podéis usarla), llenándolas hasta dos tercios, y hornear durante 20-30 minutos. Cuando estén listos, hay que dejarlos reposar unos minutos en el molde, hasta que se enfríen

Cup cakesPara decorar, batir la mantequilla con el azúcar glas tamizado. Añadir el queso y seguir batiendo hasta obtener una crema homogénea. Lavar y sacar el limón; rallar la piel (sólo lo amarillo) y exprimirlo. Añadir el zumo y la ralladura a la mezcla anterior y batir a buena velocidad durante 2 minutos. Para terminar, rellenar la boquilla (que no sea muy ancha), ¡y a decorar! Podéis añadir más decoración si queréis, quizá alguna forma hecha con fondant, por ejemplo.

Es una receta muy sencilla pero os aseguro que el resultado es espectacular, así que os animo a probarla. Yo, mientras, voy a ir recopilando alguna más y voy a ir ahorrando para comprarme tooooodos los utensilios para repostería que no tengo. Hasta entonces, ¡cuándo me alegro de que mi tía viva a la vuelta de la esquina de mi casa! 

Cup cakes

Anuncios

Un comentario en “Tarde dulce de viernes.

¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s