‘Los Miserables’ conquistan los teatros españoles a golpe de voz y barricada.

Los musicales están de moda en nuestro país. ¿Cómo han podido no estarlo antes? Quizá es que es ahora cuando se está alcanzando una calidad técnica de la que los espectáculos carecían hasta el momento, auspiciada por la apuesta de empresas privadas -como Stage Entertainment España, a la que debemos, por ejemplo, esa disfrute para los sentidos y el espíritu que es ‘El Rey León’- por traer a los teatros patrios los tesoros que pueblan los más emblemáticos escenarios del mundo, como el barrio neoyorkino de Broadway, cuna y casa del género.

Precisamente, a Stage Entertainment España le debemos la llegada a España -temporadas 2010-2011 y 2011-2012 en Madrid y Barcelona, respectivamente- de la adaptación de Cameron Mackintosh de ‘Los Miserables’, el legendario musical basado en la obra homónima de Víctor Hugo, que Alain Boubli y Claude Michael Schönberg pusieron en escena en 1985 en el Queen’s Theatre de Londres, convirtiéndolo en un éxito rotundo que aún hoy pervive como icono en el mítico escenario británico. Así, Mackintosh conmemoraba el 25 aniversario del musical y abogaba por acercarlo al mundo entero. Con más de cuarenta países visitados y cerca de 65 millones de espectadores a la espalda, el musical regresaba al territorio nacional en septiembre de 2013, con el comienzo en Santander de la gira española, que engloba una veintena de ciudades. El pasado 10 de abril, ‘Los Miserables’ recalaba, por fin, en el Teatro Calderón de Valladolid, donde permaneció hasta el pasado domingo, 4 de mayo, con el público entregado a la causa. No podía perdérmelo.

Los Miserables

La puesta en escena es un escándalo. Se queda uno con la boca abierta. Y es incapaz de cerrarla ante los poderosos chorros de voz de los protagonistas. No podría quedarme con uno. Bueno, quizá sí. Y es que , pese a mi reciente -y ya irrefrenable- afición a los musicales, ya tengo una debilidad: se llama Ignasi Vidal y es grandioso. Extraño verle en el papel del malvado Javert tras ser la más bella Bestia del cuento. Borda el papel. Igual que lo hace Elena Medina, quien da vida a Fantine. Cuesta creer que a ese cuerpo tan menudo pertenezcan unas cuerdas vocales tan inmensas. Es-pec-ta-cu-lar. Y me quedo corta con el adjetivo.

EponineEl argentino Guido Balzaretti también debería estar más que orgulloso de su Marius. Pero, sin duda, mi gran descubrimiento en ‘Los Miserables’ ha sido Lydia Fairén, una brillante Eponine que devora el escenario, volviendo chiquitos a sus enormes compañeros cuando ella aparece. Pone los pelos de punta cada vez que abre la boca. ¡Qué forma de transmitir! Sufrí con ella por el amor de Marius, por el presente perdido y un futuro que nunca llegará. Y, con nosotras, todo el teatro, que rompió en una larga y más que merecida ovación tras casi tres horas de redondo montaje que se hicieron cortas.

Siento mucho respeto por quienes sacan adelante espectáculos como ‘Los Miserables’, y más en estos momentos, cuando a la cultura le llueven los palos a diestro y siniestro. No sólo por los intérpretes y músicos -desde la galería podía verse a la orquesta, tocando en directo bajo el escenario-, sino por cada miembro del equipo, del primero al último. Creo que el suyo es un trabajo digno de admirar. Y el resultado, siempre insuperable. Deberíamos los espectadores estar muy agradecidos. En cuanto a ‘Los Miserables’, no puedo ponerle una pega. Tampoco quiero hacerlo. Porque la que inundó el Teatro Calderón durante tres semanas es esa clase de magia que necesitamos. La que consigue que por un rato más o menos largo te olvides de todo lo que queda al otro lado de las puertas y te veas envuelto en historias inmortales. Y las barricadas, la bandera roja y la revolución se te antojan un poco tuyas. Y ni pestañeas. Y te agarras a la butaca, queriendo siempre que el espectáculo dure alguna escena más. 

Anuncios

Un comentario en “‘Los Miserables’ conquistan los teatros españoles a golpe de voz y barricada.

  1. lo he visto dos veces y no me importaría repetir una tercera… no te digo más!! una preciosidad!!! espectacular Lydia Fairén como Eponine, tienes toda la razón

    Me gusta

¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s