Todo principio me sabe a las primeras cerezas del verano.

«Se escribe para llenar vacíos, para tomarse desquites contra la realidad, contra las circunstancias»No lo digo yo, lo dijo Mario Vargas Llosa, ese icono de las Letras hispanas de pelo cano y lengua inquisidora, pero le tomo prestada la reflexión. Así, en confianza. Quizá es que nunca he tenido muy claro por qué escribo, y el amigo Mario me lo ha puesto en bandeja. Justificarme, ni me gusta, ni se me da bien. Quizá porque, en este caso, me siento más identificada con Umberto Eco. Leí en un libro que afirmaba que escribió ‘El nombre de la rosa’ «porque quería asesinar a un monje»No lo dijo con esas palabras, pero en esta vida, queridos míos, hay que saber leer entre líneas.

Bienvenidos/-as.

Anuncios

¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s